sábado, 20 de septiembre de 2014

EL PENSAMIENTO DE ERNESTO JAURETCHE


ernestojauretche2-150-m.jpg ¿Quién sacudió tanto a los dirigentes demostrando que, aquí, en Cuba o en la China, la política es hija dilecta de la razón crítica?
EL HECHO MALDITO DEL PAÍS BURGUÉS
Por Ernesto Jauretche

Hace 46 años que a John William Cooke se lo llevó la impiadosa enfermedad del siglo.
El cáncer le rompió el cuello; su espíritu subversivo y valiente nos sigue nutriendo.
¿Quién, cuando hizo falta fijar rumbos a la revolución, habló con la libertad del que no busca el discurso de la conveniencia?
¿Quién, en épocas de definición, supo actuar según sus íntimas convicciones, libre de los oportunos tacticismos?      

¿Quién sacudió tanto el mediocre el mostrador de los dirigentes al demostrar fehacientemente que, aquí, en Cuba o en la China, la política es la hija dilecta de la razón crítica?
¡Quién, si no Cooke, se atrevió a discutir con Perón!
En su palabra y en su acción; aún más, en el sentido heroico que imprimió a su vida, Cooke fue para la militancia, y seguirá siendo, un faro ético, la encarnación del combatiente, del inteligente y culto pensador que se entrega de cuerpo y alma a la política.
Infundió ese espíritu; pero, además, son suyas las ideas, verdades fundacionales del peronismo revolucionario que nunca perecerán.
El hecho maldito del país burgués, esa certera definición que alude al antagonismo irreductible que significa el peronismo, sigue dando cuenta de nuestra realidad.
Allí radica su parentesco, su relación dialéctica, el eco vivo de la definición histórica: el peronismo será revolucionario, o no será, que pronunció la inmortal Evita.
Hoy todavía nos interrogamos: ¿Cuánto nos falta para dejar de ser el gigante invertebrado y miope?
Cooke es tránsito inevitable de cualquier intento de historizar al movimiento de masas en la Argentina.
En consecuencia, fuente de los valores en la construcción de un peronismo que tiene como objetivo alcanzar la grandeza de la Nación y la felicidad del pueblo.
"Cuando usted ya no esté, ¿qué significará ser peronista?".
Aquella pregunta insolente y problemática que Cooke incluyó al pie de una de sus cartas al general Perón, hoy tiene respuesta.
Ni idea tenía sobre esas relevancias, en mis años preadolescentes, cuando era el “chepibe” de un fervoroso colectivo de hombres maduros entre los que campeaba un gordo joven apodado “el Bebe”.
Se desgañitaban en interminables discusiones políticas al tiempo que se jugaban prestigios personales en interminables partidas de ajedrez.
Era una oscura oficina de la Galería Florida, más parecida al despacho de Phillip Marlowe que el estudio jurídico de Néstor Banfi, donde se apiñaba ese grupo de hombres que fueron más tarde conducción de mi militancia.
Eran peronistas de hueso colorado, precursores, patronos de la revolución peronista, hombres que habían sido pendón y escolta de Perón, en esos días radiados de la administración pública; exiliados del poder.
Pero ¡guay! de levantar la voz en público contra del gobierno: “Sabíamos que la contrarrevolución, que veíamos venir, no era contra Perón, sino contra el pueblo en el poder”, definió mi tío.
Se que intentaron regresar, ya tarde, después del salvaje bombardeo a la Plaza de Mayo.
En ese clima conocí, de lejos y de abajo para arriba, a un tal John William Cooke.
Poco tiempo después volví a verlo, siempre a la distancia, en el patio de la cárcel de Rawson, durante el horario de las visitas.
Vestía bombachas y alpargatas, y una amplia camisa clara, que coronaba con una boina negra; tenía un andar pesado y unos oscuros ojos de lince, y no paraba de hablar.
Curiosa parábola recorría la correspondencia de John con Alicia.
De Cooke a mi tío Teodoro, que me la entregaba clandestinamente en la visita; en mi upite salía del penal; ingresaba luego a la cárcel de mujeres, donde se lo entregaba a mi vieja, que a contrapartida me daba la respuesta de Alicia; salía otra vez en mi ojete para volver a Rawson y alcanzársela a John.
Tenía apenas 15 años.
No adquirí ningún hábito malsano pero, si se quiere, ese ejercicio escatológico me instruyó sobre el significado del apotegma peronista: todo aquel que no milita es un cobarde o un traidor.
Pasaron tantos años…
Y hoy siento algo así como una obligación de escribir estas letras, que quieren ser un recuerdo sencillo y emocionado al compañero John William Cooke, que no descansará en paz hasta que no alcancemos la patria justa, libre y soberana.
¿Dónde le depositaremos la roja rosa de nuestro homenaje al compañero revolucionario?
 El Correo-e del autor es Ernesto Jauretche ejauretche@yahoo.com

ESCOCIA; EL GRAVE ERROR DE CAMERON QUE POR UNA NADA PERDIERA MUCHO

El referéndum de Escocia fue el error de Cameron que casi parte al Reino Unido
Los escoceses se han asomado al abismo, pero luego, al ver el panorama y, seguramente, los enormes costes e incertidumbres de la independencia, han decidido dar un paso atrás.
“¿Por qué independizarse pudiendo probar primero con una mayor dosis de autogobierno?”, deben de haber pensado. 

La tercera pregunta “¿Es usted partidario de profundizar el autogobierno?”, que David Cameron, en un típico ataque de soberbia y tacticismo, nunca llegó a ofrecer, ha sido la ganadora.
Al calor de una campaña desastrosa por parte de los unionistas, basada sobre todo en el desprecio y las amenazas, el Reino Unido casi se rompe. Gracias al giro de 180 grados adoptado por los unionistas en las últimas dos semanas, especialmente el importante papel jugado por el ex primer ministro Gordon Brown, escocés y laborista, los escoceses tendrán un grado de autonomía más elevado, que era lo que mayoritariamente deseaban desde el principio.
Enorme alivio pues en las capitales europeas por ahorrarse la gestión de un enorme problema, un problema que no debería haber salido del Reino Unido, en lo que seguramente es la principal lección de todo es proceso. Si este es el resultado, la pregunta que uno debe hacerse es:
¿No deberían todos haber empezado por ahí?
Los nacionalistas escoceses pidieron más auto gobierno, una demanda legítima, y Londres ofreció una respuesta binaria: “independencia o statu quo”, un órdago que los nacionalistas decidieron aceptar.
Esa es quizá la gran lección de este proceso, que más bien puede describirse como una crisis. Si la respuesta no te conviene, no preguntes. Porque una vez lanzados por la cuesta abajo de la consulta y de la perspectiva de la independencia, las emociones, y con ellas las divisiones, se van a desbordar, dejando detrás de sí una sociedad dividida y fracturada que luego habrá que recomponer.
Un 44.5% de los escoceses debe sentirse hoy muy frustrado, y lo mismo hubiera ocurrido si el resultado fuera el inverso.

La estatalidad no es la solución a los problemas que enfrentan las sociedades europeas contemporáneas; menos, sobre todo, para aquellas que, como las nuestras, tienen la enorme fortuna de vivir en el espacio de libertad, prosperidad y seguridad más amplio y profundo del mundo (la Unión Europea). Pero, ojo, el mensaje de este referéndum es que las identidades son tan importante o más que las cuestiones materiales: también que son complejas y que pueden coexistir. Así pues, no obliguemos a la gente a elegir binariamente (“o ellos o nosotros”).
La pregunta que nos debemos hacer, todos los días, es cómo vivir juntos de forma satisfactoria y respetuosa y cómo profundizar en esa convivencia.

EN "MENTE ABIERTA" ESCRIBE SEBASTIAN EDWARDS


Alberto Arenas, no tiene (casi) ninguna culpa




En Chile abundan las ideas peregrinas. La lista es interminable y va desde lo deportivo a lo cultural, desde lo financiero a lo educativo. La última de estas ideas es que el ministro de Hacienda es el culpable de todas las dolencias que aquejan al país. Según los cultores de esta visión, Arenas es responsable de la desaceleración económica, del aumento del dólar, del déficit externo y, especialmente, de la caída en la popularidad del gobierno. Algunos incluso han argumentado que la Presidenta debiera despedirlo.

Es verdad que el ministro ha tenido algunos traspiés, que ha tomado algunas malas decisiones, y que a veces su lenguaje no ha sido el más adecuado, pero de ahí a responsabilizarlo de todas las calamidades hay un gran paso.

Una desaceleración anunciada
Vittorio Corbo -el respetadísimo decano de los economistas chilenos- lo dijo con todas sus letras. La desaceleración de la economía responde, en casi un 75%, a factores externos.
Cualquier analista medianamente informado debiera haber previsto esta caída de actividad. Estaba cantado. El súper ciclo de las materias primas llegaba a su fin, el apetito por riesgo disminuía, y en los últimos años (al menos 10) Chile no ha hecho prácticamente nada por mejorar su competitividad internacional. ¿Alguien puede sorprenderse por la caída del crecimiento?

Lo mismo para el dólar, otro fenómeno que debiera haber sido anticipado por banqueros, empresarios, y autoridades. Chile tiene uno de los déficit externos más elevados del mundo, lo que significa que ante cualquier cambio de condiciones financieras globales -un anuncio de normalización de la política de la Reserva Federal, por ejemplo-, el peso se iba a depreciar. Y es lo que pasó.


Pero además de los factores externos, está el 25% de factores locales a los que se refirió el profesor Corbo.
En Chile ha habido un repliegue del gasto de familias y empresas, gatillado, en gran parte, por la incertidumbre que genera un gobierno que llega como un torbellino para cambiarlo todo. Es un efecto de las expectativas, de lo que Keynes llamó los “espíritus animales”.

El principio es simple: “Ante la duda, abstente”. Y este gobierno, querámoslo o no, ha generado dudas. Dudas sobre el futuro institucional de la nación, dudas sobre el sistema económico, dudas sobre su compromiso con las grandes obras concesionadas, dudas sobre los colegios emblemáticos, y dudas sobre el sistema educacional, entre muchas otras materias.
Y la población ha respondido a estas dudas en forma previsible y sabia: absteniéndose; esperando a que las cosas se aclaren, a que los partidos de la Nueva Democracia se pongan de acuerdo, a que Nicolás decida si se pueden arrendar los colegios o si estará prohibido, a saber si la reforma laboral va este año o el próximo, a enterarse si se intentará convocar a una asamblea constitucional, si aumentarán las pensiones, si se termina el binominal, si se ayuda a las regiones extremas. Una lista larga que suma y sigue.


Pero esto no es responsabilidad de Arenas como individuo.Dadas las metas del gobierno y de los partidos que lo apoyan, estas dudas, con su consecuente incertidumbre, se hubieran dado con cualquier ministro de Hacienda. Incluso, con un Vittorio Corbo al timón.

A Arenas sí podemos evaluarlo por la manera en que su ministerio enfrentará esta desaceleración. Y hasta ahora el ministro lo ha hecho relativamente bien: moderó su lenguaje, buscó acuerdos con los técnicos de la oposición, llevó a puerto una reforma que mantiene el incentivo al ahorro, y está poniendo en marcha un programa público-privado de obras públicas. Exactamente, lo que el médico hubiera recetado.Claro, aún es muy pronto para saber si se hará cargo de las macizas críticas del ex Presidente Ricardo Lagos. Esa es, posiblemente, su gran asignatura pendiente.

Un mega error de cálculo
El problema del gobierno va mucho más allá que un par de individuos; más allá de Arenas o de Nicolás.
El problema de este gobierno es un error de cálculo serio, una incapacidad de entender el sentimiento de los chilenos, de aquellos millones de personas que no marchan ni son vociferantes, que no tuitean o se manifiestan en forma violenta, que no creen que la política nacional deba ser guiada por los caprichos de un puñado de adolescentes y post-adolescentes, por más fotogénicos que ellos sean.

Los ideólogos del gobierno -y, lo que es más grave, muchos de sus líderes-, confundieron el comprensible deseo de las personas por progresar, porque terminen los abusos, por tener mayor dignidad y mejores jubilaciones y por una educación y salud de mayor calidad, con un rechazo a eso que algunos en la Nueva Mayoría llaman, con desprecio, “el modelo.”
El error es pensar que la población rechazaba a la Concertación y sus logros históricos.

Pero resulta que la gente no quiere cambiarlo todo; ni siquiera quiere cambiar muchas cosas. Lo que los ciudadanos quieren es seguir construyendo sobre lo ya logrado, sobre los avances de Aylwin, Frei, y Lagos; y, desde luego, sobre los logros del primer gobierno de Bachelet. Porque la gente sabe que Chile ha avanzado enormemente, y que es la estrella más brillante en el firmamento latinoamericano. Lo que los ciudadanos desean es perfeccionar este “modelo” que transformó a un país de tercera en un líder regional, en una nación respetada y emulada.

Perder el tiempo
A seis meses de inaugurado el gobierno tiene poco o nada que mostrar.
Está la reforma tributaria, pero sus efectos no se verán en esta administración; más aún, ni siquiera está claro que sus resultados vayan a ser los que se han anunciado.
Pero hasta ahora no hay logros que hayan impactado directamente en la calidad de vida de la gente.
Lo peor es que se hubieran podido hacer cosas, que no era necesario perder el tiempo – porque en un ciclo político de cuatro años, no avanzar en los primeros seis meses es un problema – que se hubiera podido avanzar en cuestiones concretas.

Pero aún hay tiempo para reaccionar, para establecer una hoja de ruta concreta y pragmática. Cuatro ideas:

-Acortar la semana laboral de 45 a 40 horas. Esto sí tendría un impacto positivo sobre un enorme número de personas. Aún nos dejaría como uno de los países con mayores horas trabajadas en la OCDE, pero sería un alivio enorme para todos los trabajadores, especialmente para las mujeres. Es una medida de mucho mayor impacto efectivo que cualquiera de los acápites de la reforma laboral. Y sin embargo, el gobierno la ignora.

-Aumentar el número de horas lectivas en una hora por día en un grupo de 100 liceos en zonas vulnerables. Estás horas serían de matemáticas o de idioma inglés. El programa empezaría en primero medio y sería equivalente a enrolar en forma gratuita a estos estudiantes en el mejor preuniversitario existente. Además, serviría como plan piloto para la verdadera reforma educativa, la reforma de contenidos y de curriculos. Es un programa que podría implementarse a partir de marzo y tendría un impacto mucho mayor que cualquiera de las ideas de Nicolás. (El alcalde Bill de Blasio de Nueva York puso en marcha, en tan solo seis meses, un programa universal de pre kínder. Si él puede actuar con celeridad y eficiencia, ¿por qué no nosotros?)

-Aumentar la contribución pensional en 4 puntos a cargo del empleador para los cotizantes jóvenes (no para los de tercera edad). Esto debiera ir acompañado de transferencias solidarias a los jubilados actuales con pensiones excesivamente bajas. Estas últimas se pueden financiar con un aumento del endeudamiento soberano. Estas medidas tienen un impacto verdadero, no como la creación de la AFP estatal, un capricho sin fundamentos.

-Un plan de fomento a la lectura por medio de un programa que devuelva el IVA de los libros. Este programa, que es prácticamente equivalente a eliminar el IVA al libro, debiera de ir acompañado de un plan regional de recuperación patrimonial que transforme a edificios emblemáticos en grandes centros culturales, en bibliotecas, en puntos de encuentro para la comunidad.
Ya es hora de partir en busca del tiempo perdido. Sólo se requiere visión y voluntad.

MUSEO MALVINAS ¿ PENSASTE IR A CONOCERLO?

Museo Malvinas

El edificio, que depende del Ministerio de Cultura de la Nación, es el primer Museo del Estado Nacional que representa la memoria colectiva del pueblo argentino sobre las Islas Malvinas e Islas del Atlántico Sur.
http://2.bp.blogspot.com/-04II4CTFHwE/U9ZgM-jBEoI/AAAAAAAAGJs/L5ILGx5A5bE/s1600/14288718117_6f794e2ebc_z.jpg
El Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur está ubicado en el Espacio para la Memoria y Derechos Humanos (Ex ESMA). Fue construido respetando las características de los museos modernos, interactivos y educativos. Cuenta con el claro propósito de rendir homenaje a los argentinos que entregaron sus vidas en defensa de las Islas, pero también de brindar al visitante información sobre la fauna y la flora malvinera, la cercanía geográfica y la extensión insular de Malvinas como parte de la topografía patagónica.
http://4.bp.blogspot.com/--Engc-6vPEw/U9ZgMmEKoII/AAAAAAAAGJA/TB5LySK-L50/s1600/14199233530_436e7effb2_z.jpg
Al ingresar al predio, el visitante se encuentra con dos sectores claramente identificados: el Museo instalado en el edificio y un espacio abierto que representa, en agua, tierra y piedras, el contorno sobre el relieve de las Islas Malvinas y la silueta del ARA "General Belgrano", hundido por las fuerzas británicas durante el conflicto de 1982. En el exterior, también se alza un imponente mástil con una gran bandera argentina.
http://1.bp.blogspot.com/-ZGoPpDD_hnY/U9ZgNnyhphI/AAAAAAAAGJ0/IDMOt3vqR40/s1600/14612883991_a8895eb6ce_z.jpg
En su sector interno, el edificio está estructurado en tres niveles, con diferentes salas temáticas que incluyen muestras audiovisuales -con soporte de tecnología LCD y táctil- objetos históricos, textos literarios, imágenes fijas, pinturas, cartas y documentos históricos, sonido ambiente, fotografías, mapas y planos, convirtiendo al Museo Malvinas e Islas del Atlántico Sur en uno de los más modernos y avanzados. Además, en una sala especializada, los chicos podrán participar de experiencias lúdicas educativas, a través de tablets y pantallas interactivas.
http://4.bp.blogspot.com/-ENiQwXOk1AE/U9ZgN1Z1B1I/AAAAAAAAGJQ/YoT7X71XNKw/s1600/14689505463_ebdd05616f_z.jpg
El Museo puede visitarse de miércoles a domingos y feriados, de 10 a 18hs. Las visitas guiadas son a las 11.30 y a las 15.30. La entrada es gratuita.
http://1.bp.blogspot.com/-Drf3y0BvsYo/U9ZgOMFLM3I/AAAAAAAAGJg/zAVGVJiWB-M/s1600/14690029523_69902609d4_z.jpg

MARÍA ROSA LOJO Y SU NOVELA "TODOS ERAMOS HIJOS" POR JUAN CIUCCI


Ser adolescente en los ´70

Entrevista a la escritora María Rosa Lojo, quien acaba de publicar su novela Todos éramos hijos. “Todos los cambios de la adolescencia coincidieron, para nosotros, con otros cambios en la política y la sociedad de la Argentina”.




APU: ¿Cómo surge el libro?
María Rosa Lojo: Esta novela era una asignatura pendiente desde hacía mucho tiempo. La sentía como una deuda hacia mi generación: los que aún cursábamos el secundario en los comienzos de la década del ’70. Y también la veía como una especie de legado que era importante transmitir a los que son muy jóvenes (o más jóvenes) hoy.

Para muchos, y me incluyo, la adolescencia es quizá la etapa de la vida más desdichada, la más revulsiva, la que concentra más angustia e incertidumbres. Todos los cambios de ese período coincidieron, para nosotros, con otros cambios en la política y la sociedad de la Argentina. Y con la nueva mirada de la Iglesia Católica después del Concilio Vaticano II, cuando tantos religiosos se alinearon en la “llamada opción por los pobres” y surgió la Iglesia del Tercer Mundo. Siempre pensé que alguna vez escribiría sobre esos años violentos, ricos y confusos, esperando tener la distancia y la madurez como para dar cuenta de su complejidad.

APU: ¿Cómo fue el proceso de creación, entre el recuerdo personal y la ficción?



MRL: El libro es una novela: una construcción literaria donde las experiencias personales y colectivas se entrelazan en un relato imaginario que implica a un grupo de personajes y sus peripecias. Pero algunos caracteres ficcionales se basan de manera bastante cercana en personas reales. Frik, sobre todo, remite de manera especial a la adolescente que fui, aunque no sé si “fui” de veras esa muchachita, pero así la interpreto, la entiendo y la recuerdo hoy. Hay textos que escribí a los 16 y 17 años, como los poemas que sirven de epígrafes y que alguna vez aparecen también dentro del texto.

Algunos sucesos muy importantes en el libro, como la representación de Arthur Miller, cuyos actores eran chicas y chicos de los dos colegios, pasaron de verdad y fueron decisivos en nuestra formación. Lo mismo los debates sobre religión y política y en general, todo el clima de esa época, que responde a los recuerdos no solo míos, sino de muchas otras personas. Y noto esa identificación de mis contemporáneos en las devoluciones que ya me están llegando.



APU: ¿Cómo analiza los procesos de memoria colectiva e individual de esos años?



MRL: Los sucesos afectaron al conjunto de la sociedad, pero creo que hubo muchas clases de memoria. Algunas, paradójicamente, atadas al olvido. La negación fue una de las maneras de pensar el pasado. El miedo (a que la frágil democracia se desarmara, a que volvieran las condiciones del poder dictatorial) paralizó durante mucho tiempo la discusión política e impidió un recuerdo pleno de aquellos años.

También la idealización de los desaparecidos y los muertos obturó bastante la posibilidad de recordarlos con libertad y de movilizar todos los sentimientos que despertaron mientras vivían. La magnitud de las pérdidas, especialmente crueles por la atroz metodología que utilizó el Estado terrorista militar, contribuyó a eliminar o difuminar en parte los conflictos que las acciones de esas jóvenes víctimas desataron, en el seno de sus propias familias o en la relación con amigos que no necesariamente compartieron sus opciones. Que murieran en forma clandestina, fuera de la protección de la ley, sujetos sin defensa alguna a todo tipo de torturas y padecimientos, quizás hizo que esos conflictos se borraran o que pasasen a un plano oculto de la conciencia. Esta novela los repone, y creo que ese es uno de sus aportes originales.

APU: ¿Cómo aparece la utilización del teatro/lo teatral en la novela?

MRL: Las dos primeras partes (que deliberadamente se llaman “actos”) de la novela, giran específicamente en torno al teatro. Como dije, los protagonistas de la novela son un grupo de chicas y chicos de dos colegios religiosos que se unen para representar Todos eran mis hijos, de Arthur Miller, que actúa así como elemento facilitador y disparador de la intriga. Y por otro lado nos habla, desde lo simbólico, sobre los deberes, las responsabilidades y los valores equivocados que envenenan a la misma sociedad que los produce. Joe Keller, el empresario, representa esos valores. Antepone la ganancia, el éxito, la prosperidad personal, al deber prioritario para con su patria, pensando que no va a pasar nada. Pero los pilotos mueren por su culpa, por su ambición y su negligencia. Y es como si todos ellos hubieran sido sus hijos. Esa es la dolorosa verdad a la que tiene que enfrentarse hacia el final de la obra, cuando la farsa se derrumba, y Cris, el hijo sobreviviente, le recrimina lo que ha hecho.

También en mi novela hay padres juzgados por hijos que los consideran cuando menos responsables pasivos de las injusticias sociales. Y en los dos textos flota la idea de que finalmente son los más jóvenes quienes terminarán pagando con sus vidas las culpas, por acción o por omisión, de sus propios padres.

La novela en sí misma es dramática, trágica por momentos. Tiene mucho diálogo y múltiples perspectivas: en buena medida, es una obra coral que termina con una pieza de teatro breve, proyectada sobre una dimensión imaginaria: en el único espacio donde son posibles los reencuentros que la realidad negó a padres e hijos.

APU: ¿Qué discusiones de aquellos años le interesan rescatar?



MRL: Todos éramos hijos está cruzada por todo tipo de discusiones. Una de ellas concierne a la responsabilidad social de los cristianos, que adquiere un tono urgente y comprometido a partir del Concilio Vaticano II y del cónclave de los obispos en Medellín. Relacionada con esto, se encuentra la discusión política: la relectura que una juventud católica de clase media más o menos acomodada hace del peronismo, colocándose en una posición antagónica con respecto a la generación de sus padres, a menudo antiperonista, por derecha o por izquierda.

Otro fuerte debate, que llega hasta el enfrentamiento armado y que tiñe de sangre el regreso de Perón en Ezeiza, se da entre las distintas orientaciones dentro de los que se autotitulan peronistas o justicialistas: los sindicalistas ortodoxos de la vieja guardia, como el tío de Silvia Mancini, y los jóvenes enrolados en la Tendencia Revolucionaria.

También dentro de la misma Iglesia Católica pugnan sectores innovadores con otros conservadores. Los curas del Tercer Mundo y las monjas comprometidas con la Teología de la Liberación causan malestar cuando se visten casi como laicos y se mudan a barrios periféricos o a villas de emergencia para estar realmente con los más pobres y compartir su vida.

No falta un paneo de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA durante la primavera camporista del ’73, y la posterior intervención. Viví esos momentos de convulsión y violentos giros muy joven, entre mis diecinueve y veinte años.

Y por supuesto están los debates de siempre. La rebeldía y el desajuste que también puede sentir un adolescente de hoy frente a la existencia y sus desafíos, frente al misterio y la perplejidad de la vida. Frik se pelea todo el tiempo con Dios y con la teología, con las respuestas y las seguridades que no la conforman. Tampoco la satisfacen las de algunos de sus compañeros que se han entregado con pasión y fe a la militancia, y pelea como puede desde su propio territorio, el único que realmente va a tener en la vida, desde los claroscuros y las zonas fronterizas de la escritura.

NOAM CHOMSKY Y SU PERSONAL OPINIÓN


noamchomsky150
La tierra entre el Tigris y el Eufrates ha sido escenario de indecibles horrores en años recientes. La agresion de George W.Bush-Tony Blair en 2003, fue un golpe letal mas

LA VISION DEL BUHO DE MINERVA


No es agradable contemplar los pensamientos que deben de pasar por la mente del búho de Minerva cuando, al caer la noche, ella emprende la tarea de interpretar la era de la civilización humana, que ahora tal vez se acerque a su nada glorioso final.
La era comenzó hace casi 10 mil años en la Media Luna Fértil, que se extendía desde las tierras entre el Tigris y el Éufrates a través de Fenicia hacia la costa oriental del Mediterráneo, y de allí al valle del Nilo, a Grecia y más allá. Lo que ocurre en esa región ofrece dolorosas lecciones sobre las profundidades a las que la especie es capaz de descender.
La tierra entre el Tigris y el Éufrates ha sido escenario de indecibles horrores en años recientes. La agresión de George W. Bush-Tony Blair en 2003, que muchos iraquíes compararon con las invasiones mongolas del siglo XIII, fue un golpe letal más.
Destruyó mucho de lo que sobrevivió a las sanciones de la ONU impulsadas por William Clinton contra Irak, condenadas por "genocidas" por los distinguidos diplomáticos Denis Halliday y Hans von Sponeck, quienes las administraban antes de renunciar en señal de protesta. Los devastadores informes de Halliday y Von Sponeck recibieron el tratamiento que se suele dar a los hechos indeseables.
Una consecuencia terrible de esa invasión se muestra en la "guía visual a la crisis en Irak y Siria" del New York Times: el cambio radical de los vecindarios en que convivían diversas religiones, en 2003, a los actuales enclaves sectarios, atrapados en un odio profundo.
Los conflictos incendiados por la invasión se han extendido y ahora reducen toda la región a escombros.
Gran parte de la zona del Tigris y el Éufrates está en manos del Isil y su autoproclamado Estado Islámico, sombría caricatura de la forma extremista del Islam radical que tiene asiento en Arabia Saudita.
Patrick Cockburn, corresponsal de The Independent en Medio Oriente y uno de los analistas mejor informados sobre el Isil, lo describe como una "horrible organización, en muchos sentidos fascista, muy sectaria, que mata a todo el que no cree en su particular versión rigurosa del Islam".
Cockburn destaca también la contradicción en la reacción occidental al surgimiento del Isil: esfuerzos por cortar su avance en Irak, junto con otros para socavar al principal opositor del grupo en Siria, el régimen brutal de Bashar Assad.
Entre tanto, una importante barrera a la propagación de la plaga del Isil en Líbano es Hezbolá, odiado enemigo de Estados Unidos y su aliado Israel.
Y para complicar más la situación, Estados Unidos e Irán tienen ahora en común una justificada preocupación por el ascenso del Estado Islámico, como otros en esta región tan conflictiva.
Egipto se ha hundido en uno de sus tiempos más oscuros bajo una dictadura militar que continúa recibiendo apoyo de Washington.
Su destino no fue escrito en las estrellas: durante siglos rutas alternativas han sido bastante viables, pero no con poca frecuencia una pesada mano imperial ha bloqueado el camino.
Luego de los renovados horrores de las semanas pasadas, debe ser innecesario comentar sobre lo que emana de Jerusalén, considerada un centro moral en la historia remota.
Hace 80 años, Martin Heidegger ensalzó a la Alemania nazi por aportar la mejor esperanza de rescatar la gloriosa civilización de los griegos de manos de los bárbaros de Oriente y Occidente.
Hoy los banqueros alemanes aplastan a Grecia bajo un régimen económico diseñado para mantener la riqueza y el poder que poseen.
El probable fin de la era de la civilización se atisba en el borrador de un nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC), el observatorio, conservador en general, de lo que ocurre en el mundo físico.
El informe concluye que incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero conlleva el riesgo de "impactos graves, generalizados e irreversibles para las personas y los ecosistemas" en las próximas décadas.
El planeta se acerca a la temperatura en la que la pérdida de la vasta capa de hielo sobre Groenlandia será incontenible. Eso, junto con el derretimiento del hielo del Antártico, podría elevar los niveles del mar hasta inundar ciudades importantes y planicies costeras.
La era de la civilización coincide de cerca con la edad geológica del holoceno, que comenzó hace unos 11 mil años. El periodo anterior, pleistoceno, duró 2.5 millones de años.
Ahora, científicos sugieren que una nueva era empezó hace 250 años, llamada antropoceno, en la cual la actividad humana ha tenido un impacto dramático en el mundo físico.
El ritmo de cambio de las edades geológicas es difícil de pasar por alto.
Un índice del impacto humano es la extinción de especies, que ahora se estima del mismo ritmo que hace 65 millones de años, cuando un asteroide golpeó la Tierra, lo cual se presume que fue la causa del fin de la era de los dinosaurios, que abrió el camino a la proliferación de mamíferos pequeños y, a la larga, de los humanos modernos. Hoy los humanos somos el asteroide que condena a gran parte de la vida a la extinción.
El informe del PICC reafirma que la "vasta mayoría" de reservas conocidas de combustibles deben quedar en el suelo para evitar riesgos intolerables a las generaciones futuras. Entre tanto, los principales consorcios energéticos no ocultan su objetivo de explotar esas reservas y descubrir otras.
Un día antes de presentar un resumen de las conclusiones del panel, el New York Times reportó que grandes existencias de granos en el medio oeste de Estados Unidos se pudren porque los ferrocarriles están ocupados transportando los productos del boom petrolero de Dakota del Norte a los puertos de embarque hacia Asia y Europa.
Una de las consecuencias más temidas del calentamiento global antropogénico es el derretimiento de las regiones de hielo permanente.
Un estudio en la revista Science advierte que "incluso temperaturas ligeramente más elevadas (menos de las previstas para los próximos años) podrían comenzar a derretir la capa de hielo", con posibles "consecuencias fatales" para el clima global.
Arundhati Roy sugiere que "la metáfora más apropiada para la insania de nuestros tiempos" es el glaciar Siachen, donde soldados indios y paquistaníes se han matado en el campo de batalla de más altitud en el mundo.
El glaciar se está derritiendo y revela "miles de proyectiles de artillería usados y tambos de combustible vacíos, hachas para hielo, botas viejas, tiendas y muchos otros desperdicios que miles de combatientes humanos generan" en conflictos sin sentido.
Y mientras los glaciares se derriten, India y Pakistán enfrentan un desastre indescriptible.
Triste especie. Pobre búho.

*profesor emérito de lingüística y filosofía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Cambridge.

Su libro más reciente es Power Systems: Conversations on Global Democratic Uprisings and the New Challenges to U.S. Empire. Interviews with David Barsamian.
Fuente: La Jornada / Contrainjerencia

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA ENORME CHINA Y JUAN CARR


Juan Carr cuenta la emocionante historia de China Zorrilla y el taxista


 A modo de homenaje, Juan Carr contó en redes sociales esta historia: “China Zorrilla le prestó 37.000 dólares a un taxista que no conocía, y el se los devolvió ocho años después.
“La actriz uruguaya paró un auto en la calle y el señor que manejaba le contó que le estaban por rematar su casa. Ella venía de cobrar un juicio por el choque de un auto y se conmovió tanto que le dejó la plata que necesitaba.
Había cobrado 40.000 y viajaba con el dinero en la cartera, entonces le dijo: Usted me los devuelve cuando pueda, no se preocupe.
“Pasaron ocho años y la actriz estaba jugando a la canasta, golpean la puerta y al volver se pone a contar: 35, 36, 37… Y dijo: Miren, ¿se acuerdan aquel taxista que yo le presté 37 mil dólares? Me los vino a devolver. Me dijo que no vino antes porque había tardado todos estos años en juntarlos. Por uno solo que te devuelva lo que le has prestado vale la pena la cantidad de personas que no me han devuelto‘”. dijo China Zorrila. Grande. Muy grande.

"MENTE ABIERTA" POR MARCELA ESLAVA Y MARCERA MELÉNDEZ CON DANIEL BIRRELL R.


Mejor gravar los dividendos que subir impuesto al patrimonio



Hay preocupación por el escenario fiscal para el futuro próximo. Colombia es un país con bajo recaudo de impuestos para estándares internacionales (alrededor de 17% del PIB comparado con más de 30% en la OCDE y por encima de 20% en países latinoamericanos como Chile y Brasil). Se enfrenta además a la difícil coyuntura de que se vence el plazo programado de los impuestos a las transacciones financieras y el patrimonio, y se espera de una caída de la renta minera. Al tiempo, hay nuevos compromisos de gasto con el sector agrario, se viene el costo del esperado posconflicto, y el gobierno se ha comprometido con metas ambiciosas de educación e infraestructura (por el momento no incluidas del todo en las ya preocupantes cuentas). Se suma también la necesidad de tomar decisiones fiscales consistentes con una lucha frontal contra la desigualdad, otra bandera del actual mandato presidencial. Con todo esto, hay cuasi-consenso alrededor de la necesidad de una reforma tributaria que ayude a recoger el faltante, y ojalá también a continuar disminuyendo la inequidad.

El gobierno ha anunciado dos pilares de la propuesta que planea poner a consideración del Congreso: 1) Extender la vigencia de los impuestos a las transacciones financieras y el patrimonio; 2) Incrementar la tasa que se cobra por patrimonio, haciéndola además progresiva.

El impuesto al patrimonio tiene algunas ventajas que han llevado al gobierno a proponer esta modificación. Generaría amplios recursos, al tiempo que estaría en sintonía con el pilar de lucha contra la inequidad por su diseño progresivo y limitado a patrimonios líquidos sobre $1000 millones. Adicionalmente, se le puede echar mano con facilidad: como ya se viene cobrando, existe la infraestructura de información y administrativa que permitiría manejarlo de manera efectiva.

Pero este impuesto tiene también graves problemas, que aconsejan buscar alternativas diferentes a la de ajustar su tarifa al alza. Por un lado, gravar el patrimonio implica que los sujetos del impuesto pagan muchas veces por el mismo peso: primero cuando lo generan como ingreso, y luego otra vez cada año si decidieron ahorrarlo, convirtiéndolo en patrimonio. Otro defecto del impuesto al patrimonio es que penaliza la acumulación. Para los individuos hace más atractivo consumirse ese peso que ahorrarlo, para las empresas más atractivo repartirlo en utilidades en lugar de invertirlo. La acumulación en vivienda resulta particularmente penalizada, pues paga tanto predial en el nivel local como impuesto al patrimonio para el fisco nacional.
De aquí surgen también otras preocupantes distorsiones relacionadas con el impuesto al patrimonio. Por ejemplo, se penalizan sectores intensivos en tierras y bienes inmuebles, como el comercio y el agro. También se generan incentivos a pasarse de propiedades inmuebles a acciones, que actualmente no cuentan en el patrimonio líquido (¿puede creerlo?). Y se generan inequidades indeseables: un individuo que es cabeza única de hogar, por ejemplo porque enviudó, tiene más probabilidad de pagar este impuesto que los demás. Surgen además incentivos perversos, como aquel a pedir un préstamo simplemente para que a 31 de diciembre su patrimonio líquido quede por debajo del límite gravado.

Con todos estos problemas parece claro que, de existir una alternativa con las ventajas pero sin los defectos del impuesto al patrimonio, deberíamos ir tras ella. Lo peculiar es que la alternativa existe, muchos analistas colombianos vienen proponiéndola de tiempo atrás, y en muchos países extranjeros, sobre todo los desarrollados, ya se usa. Se trata de empezar a gravar los dividendos, que actualmente en Colombia se consideran ingresos no constitutivos de renta. Si un objetivo central de la política tributaria es gravar a los más ricos para financiar amplio gasto social, resulta muy llamativo que el impuesto de renta se cobre a los trabajadores sobre sus ingresos laborales, pero no a los dueños de las empresas por sus rentas de capital. Es por esta razón que la pasada reforma de 2012 recayó sobre los trabajadores más ricos pero no sobre los más ricos entre los ricos, que en buena medida reciben su ingreso en la forma de dividendos.

Los impuestos a los dividendos han sido criticados por el potencial de doble tributación: el mismo peso pagaría impuesto de renta corporativo como parte de la utilidad del negocio, y luego impuesto de renta a individuos cuando lo declara el accionista que recibió esa utilidad remanente después del impuesto de renta. Aun cuando esta crítica tiene sentido, lo tiene menos para el caso de los dividendos que para el impuesto al patrimonio, donde ese peso gravado vuelve y paga no una sino muchas veces. Y además existen fórmulas para minimizar o eliminar la doble tributación en dividendos. Por ejemplo, un documento de abril pasado de Fedesarrollo propone gravar sólo la parte de los dividendos que no pagó previamente impuesto de renta corporativo.
La preocupación por la doble tributación si se gravan los dividendos suele también olvidar que al gravar las utilidades se usa, en el mejor de los casos, una tarifa idéntica entre negocios –o diferencial sólo en virtud de exenciones tributarias de cuestionable justicia distributiva- que no reconocen ninguna progresividad: la empresa que recibe utilidades de 100 millones de pesos paga la misma tasa impositiva que la que recibe 10,000 millones. Esto es razonable: el impuesto corporativo de renta no tiene por qué ser progresivo (penalizaría a las empresas que más contribuyen a la actividad económica). La inconveniencia de gravar progresivamente a las empresas es, a su vez, una excelente razón para luego gravar de forma muy progresiva los dividendos que se reparten a los accionistas. Los impuestos a la renta de las personas sí deben y pueden ser progresivos. Colombia está demorada para entender que gravar los dividendos permite una progresividad necesaria para lograr un sistema de tributación que realmente incida sobre la desigualdad.

Abajo, para recordar la importancia de este pendiente, se muestran los resultados de un análisis de incidencia del sistema fiscal colombiano por decil de ingreso, realizado por Nora Lustig y Marcela Meléndez (2014) con base en datos de 2010 (los resultados no cambian de manera sustancial cuando se simula el efecto del IMAN introducido por la reforma tributaria de 2013). Este cuadro muestra que el 10% más rico de la población ve reducido su ingreso en solamente 1.9% por el pago de impuestos directos (donde se incluyen el impuesto de renta y el impuesto predial). Es decir, hay todavía buen espacio para gravar a los individuos ricos. Se debe entonces aprovechar para gravarlos de la manera menos distorsionante posible, que no es a través del impuesto al patrimonio.



¿Por qué no planteó el gobierno la posibilidad de gravar los dividendos desde el comienzo, en lugar de poner sobre el tapete un aumento del gravamen al patrimonio? Probablemente porque se pensó que un incremento de un impuesto existente era relativamente fácil de pasar en el Congreso. Aunque ese es un argumento de mucho peso, la gran oposición que ha venido generando la propuesta del gobierno deja en claro que el cálculo estaba equivocado, y que al gobierno le tocaría usar un importante capital político para sacar adelante esta propuesta. Mejor entonces invertir ese capital en sacar adelante la mejor reforma posible, que gastarlo en una reforma que tapa un hueco de emergencia pero a costa de profundizar costosas distorsiones .

Referencias

Nora Lustig y Marcela Melendez (2014) “The Impact of Taxes and Transfers on Inequality and Poverty in Colombia.” CEQ Working Paper No 24, Center for Inter-American Policy and Research and Department of Economics, Tulane University and Inter-American Dialogue, forthcoming, of the Commitment to Equity (CEQ) project.
Daniel Birrell R.
Estimadas,
La progresividad a costa de la eficiencia no parece una buena idea.
Un impuesto al gasto (y una aproximación, que sería gravar solo los dividendos repartidos) requiere además la integración de ambos impuestos: el de la empresa y el personal, actuando como crédito fiscal el impuesto a la empresa (en lo que le corresponda al individuo). De modo que se agrega un nuevo frente a una buena reforma: la integración de todas las fuentes de ingreso del individuo y la aplicación de los créditos sobre los impuestos retenidos en la empresa o por la empresa.
Un impuesto al patrimonio, tal como se plantea en el artículo, es altamente distorsionador. Si éste se incrementa erosionará el crecimiento potencial, de modo que la progresividad se volvería un lastre al bienestar del país. Por último, una estructura impositiva que discrimina entre las formas de ahorro y de actividad es también muy perjudicial para el crecimiento de la economía.
El impuesto al patrimonio debería ser declarado inconstitucional, ya que si se pagaron los impuestos de una actividad económica legítima, pagados están. Otra cosa (distinta en su naturaleza) es que se declare o estime el patrimonio con objeto de verificar su origen, y gravarlo en caso de que no se pueda justificar su legitimidad. Es lo que en España llaman “renta presunta” . Pero siempre se grava la renta, no el patrimonio.

UPCN....15 AÑOS DE CONCURSOS PARTICIPATIVOS


15 AÑOS CONCURSOS PARTICIPATIVO
UPCN Secretaría de Capacitación y Cultura


ESTIMAD@S COMPAÑER@S:


Los esperamos para festejar estos 15 años de Concursos Participativos.

Allí presentaremos las bases de las 6 categorías que concursarán en ésta ocasión.

Inviten a quienes han sido ganadores en ediciones anteriores, a quienes ya han participado y a los futuros premiados.

L@s esperamos a tod@s,
cordiales saludos.

Secretaría de Cultura y Capacitación
        UPCN - Seccional Capital

MISIONES 55 - PB
CP 1083 - CABA
TE   4866 - 2210
INT 1011 - 1012

SI AL MERCADO CENTRAL EN COLEGIALES

EL MERCADO CENTRAL EN COLEGIALES: Existe una infame campaña de mentiras sobre el la instalación de una sede del Mercado Central en Colegiales que es bueno desenmascarar. Tanto CAME y FECOBA que dicen proteger a los pequeños y medianos comerciantes olvidan informar que desde Colegiales, la Corporación Mercado Central prevé acercar los productos a los comercios minoristas para que ellos puedan vender al mismo precio que el Central.
Sin embargo, es más llamativo la cantidad de promotoras que largaron por Lacroze, obvio que todas contratadas en negro con irrisorios salarios, habría que preguntarse quien se beneficia con esta campaña y con la no instalación del Mercado Central en Colegiales y sabremos quien la financia.
AVISÓ EL CRO.. JUAN MANUEL DI TEODORO



MENTIRAS A GRANEL DEL CENTRO COMERCIAL DE COLEGIALES - ASOCIACIÓN CIVIL COLEGIALES -, UNIDO A CAME Y FECOBA

Los vecinos de Colegiales hemos sido literalmente inundados por los volantes que se adjuntan, distribuidos bajo las puertas de nuestras casas o entregados en mano por señoritas promotores, (trabajadoras contratadas en negro, según su propia declaración ,)instaladas en mesas callejeras en diferentes esquinas del barrio.
El libelo en cuestión es una mentira de principio a fin, por aquello de la tristemente célebre frase de Joseph Goebbels, ministro encargado de la propaganda del gobierno de Adolf Hitler en la Alemania Nazi, “miente, miente que algo quedará” —que originalmente era: “difama, que algo queda”— está cobrando hoy, en nuestro país, una actualidad notable.
Vamos por partes:
1) El proyecto publicitado desde la Secretaría de Comercio de Nación no es una sucursal del Mercado Central; se trata de un Supermercado, de la cadena COMPRAR , que actuaría a)como distribuidor mayoristas de productos alimentarios a los comerciantes minoristas de la zona , (CON LOS PRECIOS DE LA CORPORACIÓN DEL MERCADO CENTRAL), para abaratar sus costos y bajar así los precios de venta en sus locales) Como supermercado minorista con venta al público, con precios entre un 30 y un 50% inferior al de las grandes cadenas de supermercados del barrio,
2) El Super Central tiene abierto un expediente para el Permiso de Obra, según figura en un cartel ubicado en la puerta del predio en cuestión: N° 1160660/ 14, por lo que está en marcha la como corresponde el ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTALY LA HABILITACIÓN
3) El SUPER CENTRAL, como todo supermercado, pagará ABL, Ingresos Brutos e Iva, ya que por su categoría , tendrá una caja centralizada que entregará los tickets de compra como corresponde a cualquier comercio legal
4) TODOS SUS TRABAJADORES ESTARÁN EN BLANCO, inscriptos legalmente, NO COMO LA PROMOTORAS CONTRATADAS EN NEGRO POR LA UNIÓN DE COMERCIANTES QUE FINANCIÓ LA IMPRESIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LOS VOLANTES MENTIROSOS
5) De instalarse en el predio que anuncia LA CAME, se trata según el Código de Planeamiento Urbano vigente de una UF, o sea, predio sujeto a urbanización futura, lo cual indica que será a través de una normativa como se determinará el destino legal de dicho solar
6) Los comerciantes que según el libelo dirían BASTA, serían Coto, Carrefour, Disco ,Walmart y otras cadenas de supermercados que venden los productos a veces hasta el doble de su valor originario, estafando a particulares y arrasando con el comercio minoristas del barrio
7) En paralelo, los vecinos y pequeños comerciantes que entienden la enorme ventaja del proyecto, por el ahorro que implicaría poder comprar cerca de su casa, productos alimenticios de primera calidad, con todos los controles bromatológicos y sanitarios pertinentes ,a los mismos precios que se obtienen en la Corporación del Mercado Central en Aldo Bonzi, Pvcia de Bs As, han hecho una petición, a través de CHANGE .ORG , reuniendo a la fecha más de SIETE MIL FIRMAS EN FAVOR DE LA CONCRECIÓN DEL PROYECTO y abrieron un FACEBOOK donde adhieren con un ME GUSTA más de 2000 vecinos

LECTURA RECOMENDADA

LA ARGENTINA POPULISTA DE NORBERTO ALAYON

libroalayonjueves3-3-3
 

Profesor Titular Regular de la Carrera de Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Vicedecano de dicha Facultad durante el período 1998-2002. Director de la Colección “Desarrollo Social y Sociedad” de Espacio Editorial de Buenos Aires. Es autor de los siguientes libros:* La Argentina populista * Crónicas y textos de lo social. • Trabajo Social Latinoamericano. A 40 años de la Reconceptualización (organizador). • Asistencia y Asistencialismo. ¿Pobres controlados o erradicación de la pobreza? (traducido al portugués). • Historia del Trabajo Social en Argentina. • Niños y Adolescentes. Hacia la reconstrucción de derechos. • Los Derechos de los Niños y Adolescentes en la Ciudad de Buenos Aires (coordinador). • Definiendo al Trabajo Social. • Reflexiones sobre Trabajo Social. • Perspectivas del Trabajo Social. • Manual Bibliográfico de Trabajo Social. América Latina y España. • El Trabajo Social de hoy y el mito de la Asistente Social (en colaboración). • Las Escuelas de Trabajo Social en América Latina. • El Taller, integración de teoría y práctica (en colaboración). • ABC del Trabajo Social Latinoamericano (en colaboración).

EL INSÓLITO DR. HADIS Y SUS TEMAS UNIVERSALES....Y CIERTAS ANALOGÍAS

Un documento para Hanuman

Hanuman es el dios mono de la religión hindú, uno de los protagonistas de la gesta llamada Ramayana, que describe entre otras las hazañas que éste realizó en campaña contra el malvado demonio Rávana.
Según el panteón del hinduismo, Hanuman es hijo de Vāyu, también conocido como Pawan, el Señor de los Vientos. Se considera asimismo que Hánuman es una de las encarnaciones de Shiva, y que tiene fuerza ilimitada. A tal grado, que fue capaz de levantar una montaña entera, y al nacer intentó comerse el sol, confundiéndolo con una fruta. Fue disuadido de ello por el dios Indra, que le lanzó un rayo para evitar que Hanuman devorara la fuente de luz que iluminaba la Tierra.
Toda esta referencia mitológica viene al caso por lo siguiente:
Las autoridades de la la India, quedaron sumidas en la perplejidad al enterarse de que la agencia responsable de proveer documentos de identidad había extendido uno a nombre del mismo Dios Mono, Hanuman.






En el documento, el dios-mono aparece con su verdadero origen: figura como Hanuman hijo de Pawan (el dios de los vientos). El número telefónico y la dirección postal corresponden al estado de Rajasthan.
Pero en la dirección postal no vivía ningún Hanuman y el número telefónico resultó ser incorrecto. . Al mirar la fotografía del documento, el cartero a cargo de entregarla, Heeralal Saini, se encontró con la efigie tradicional del dios-mono, con su cara de mono colorada y su atavío real.
Se trata, a qué dudarlo, de una broma. Lo que no queda claro es a quién pertenecen las huellas digitales y los datos bioinformáticos del iris que figuran en el documento.
El cartero devolvió el documento al correo al resultarle imposible entregárselo al dios mono. Esa oficina postal lo remitió, a su vez, a la Autoridad de Identificaciones Únicas de (UIDAI) de la India.
En la Argentina no nos quedamos cortos con el hinduismo. En el 2013 se sucedieron en nuestro país las noticias surrealistas relacionadas con el panteón de esa antigua religión: se escapó (y fue luego recapturado) un preso que llevaba el nombre de Shiva



El Dios Shiva, señor de la vida y de la muerte
del hinduismo



Y poco tiempo después, supe que la empresa que realizó el conteo de los votos en las elecciones legislativas de la Argentina llevaba el nombre de Indra.



Indra, el Dios-Sol