viernes, 19 de diciembre de 2014

HABÍA UNA VEZ...


Cambia la estación y cambian los hábitos. Amanece más temprano, oscurece más tarde. El metabolismo reacciona como si las variaciones climáticas y lumínicas tuvieran relación directa con el gusto lector. A las novelas de extensión decimonónica, perfectas para al invierno, las empieza a sustituir, a medida que avanza la primavera, la literatura de viajes. 

A cada cual su tic. El objetivo, en todo caso, está lejos de ser práctico: no hay para el verano ninguna aventura geográfica en el horizonte. Por el contrario, son los periplos ajenos los que permiten el consuelo de proyectarse, sin necesidad de trasladarse físicamente, a lugares lejanos.
Cambia la estación, entonces, y entre las lecturas aparece un libro de Bruce Chatwin (1940-1989): The Songlines (Las trazas de la canción). No reinventó ese tipo de crónicas, pero es en gran medida gracias a este inquieto escritor inglés que la literatura de viajes volvió a circular con amplitud de mano en mano. En The Songlines, sale a la busca en la Australia profunda del sentido primordial de las canciones de los aborígenes locales. La idea de fondo de Chatwin, que no en vano reivindicaba los orígenes nómades de la humanidad, es que la propia lengua empezó como canción, que es esa lengua melódica -donde se mezcla presente, pasado y futuro- lo que le otorgó sentido a lo que nos rodea.
Un ejemplar del libro de Chatwin remoloneaba en el fondo del bolsillo durante el concierto que dio el gran contrabajista francés Henri Texier con su quinteto en el reciente festival Buenos Aires Jazz. La coincidencia podía considerarse una señal. Porque en plena audición, al perdernos en el territorio inmaterial de lo sonoro, arte y viaje volvían a conectarse, pero de otra manera, sin escritura. El baterista Louis Moutin salía de un largo, emocionante solo de reminiscencias africanas. De a poco se le fueron sumando el instrumento grave de Texier, el clarinete bajo de su hijo Sébastien, el saxo barítono de François Corneloup y la guitarra de Manu Codjia. No hacía falta ponerlo en palabras: en ese ritmo y esas notas habían sedimentado muchos kilómetros. Era, por así decirlo, una música de viajes.
La ensoñación tenía su razón de ser. No sólo porque el jazz sigue siendo un territorio de máxima libertad, la más dinámica de las utopías, sino porque en el estilo de Texier -que tocó con figuras como Bud Powell y Dexter Gordon- fulgura uno de los proyectos más arriesgados del jazz europeo reciente: el trío que formó (y forma) con el clarinetista Louis Sclavis y el baterista Aldo Romano.
La idea original fue del fotógrafo Guy Le Querrec. Hace dos décadas, les propuso a los tres formar un combo con el que recorrer África. Los instrumentistas (junto al fotógrafo) fatigaron trayectos incalculables para tocar su música. Pero, sobre todo, para interactuar con la de los demás, fueron recalando en pequeñas aldeas tradicionales donde organizaban "conciertos espontáneos". El intercambio con los músicos nativos y los pobladores fue un contacto de ida y vuelta: el jazz volvía al lugar del que -más allá de sus orígenes norteamericanos- provenía profundamente. Hubo un primer viaje a principios de 1990, que incluyó países de África Central (Chad, República Centroafricana, República Popular del Congo, Gabón, Camerún y Guinea Ecuatorial). Tres años después, el trío retornó, pero para visitar África del Oeste, pasando por Mauritania, Malí, Burkina Fasso, Niger, Costa de Marfil, Ghana y Senegal (más tarde llegarían Namibia y Sudáfrica). Le Querrec (más cerca de las tomas de Raymond Depardon que de la "danza del instante" de Cartier Bresson) registró con su Leica, como cuarto miembro del grupo, esa aventura musical, que tuvo un desenlace ejemplar. Descartando la variante etnográfica de registrar in situ, el trío grabó en estudio tres discos ineludibles (Carnet de Routes, Suite Africaine, African Flashback). Lo hicieron a la vuelta de esos viajes, ya en Francia, dejando que la experiencia influyera en sus composiciones como quizás ellos habían marcado la memoria musical de los africanos con que se encontraron.
Y ahí estaba Texier, ese sábado de noviembre, en Buenos Aires, en la Usina del Arte, tan lejos de todo aquello. Con su gorra y su cuerpo de veterano marino bretón, se aferraba a su contrabajo arrastrando dentro de su música nómade el viaje duradero por todo un continente. El público no necesitaba conocer ese detalle: la música de viaje habla sola, le da sentido al mundo sin palabras.
P.B. REY

EN EL ESPACIO "MENTE ABIERTA"; EL TRATO AL TRABAJADOR

Estos son los mejores y peores países del mundo en los que ser un trabajador
Estos son los mejores y peores países del mundo en los que ser un trabajador

Uruguay es el mejor país del mundo en cuanto a derechos laborales se refiere, según un informe de la Confederación Sindical Internacional (CSI). Los derechos de asociación, negociación colectiva y manifestación están garantizados por la legislación uruguaya, así como generalmente respetados en la práctica. Los sindicatos no han denunciado violaciones regulares o recurrentes de los derechos de los trabajadores, convirtiendo a Uruguay en el número 1 del mundo en cuanto a derechos laborales se refiere.
Por otro lado, la República Centroafricana aparece en el lado opuesto del espectro. Desde que el pasado 24 de marzo de 2013 la coalición insurgente Séléka tomara el Palacio presidencial, huyendo el presidente François Bozizé a la República Democrática del Congo, el país se ha submergido en un importante episodio de violencia étnica y religiosa. Miles de personas han sido brutalmente asesinadas, y más recientemente los musulmanes se han convertido en el blanco de las milicias como venganza por la toma de poder por parte de los rebeldes. Naciones Unidas ha advertido del alto riesgo de genocidio en el país. El Consejo de Seguridad ha mostrado su preocupación por el colapso de las instituciones.
La CSI, una alianza de confederaciones de comercio regional que aboga por los derechos laborales en todo el mundo, en su informe del Índice Global de Derechos -presentado el pasado 19 de mayo- clasificó a 139 países en una escala de 1 (mejor) a 5 (peor) sobre la base de lo bien que están protegidos los derechos de los trabajadores. La organización utiliza 97 indicadores diferentes para compilar el índice, acerca de la capacidad de los trabajadores a afiliarse a sindicatos, lograr derechos de negociación colectiva y tener acceso al debido proceso y a la protección legal. El informe no logra evaluar todos los países del mundo, de ahí a que algunas zonas se observen de color gris en el mapa.
El Índice Global de Derechos clasifica a los países de uno a cinco según 97 indicadores, con una puntuación total situando a los países en seis categorías:
1 – violaciones irregulares de los derechos: 18 países tales como Dinamarca y Uruguay
2 – violaciones repetidas de los derechos: 26 países, incluyendo Japón y Suiza
3 – violaciones regulares de los derechos: 33 países, entre ellos Chile y Ghana
4 – violaciones sistemáticas de los derechos: 30 países tales como Kenya y EE.UU.
5 – Ninguna garantía de los derechos: 24 países, entre ellos Belarús, Bangladesh y Qatar
5 + – Ninguna garantía de los derechos debido a la ruptura del estado de derecho: 8 países, incluyendo la República Centroafricana y Somalia.
Los países en tonos rojo oscuro son donde menos se respetan o protegen esas normas internacionales. Países como India y China, con normas laborales desiguales y de menor estándar se clasifican con un 5. En los casos en que el conflicto se ha apoderado de una nación y destrozado lo que se asemejaba al estado de derecho preexistente -por ejemplo en la República Centroafricana, Libia o Siria- la CSI incluso llegó a calificarlos con un 5+.
Fotograma del documental Workingman’s Death (La muerte del obrero). Director: Michael Glawogger
Fotograma del documental Workingman’s Death (La muerte del obrero). Director: Michael Glawogger
Trabajos miserables: trabajador del metal en China. La provincia de Liaoning, en el noreste de China, acoge algunos de los mayores altos hornos del país y del mundo. Mientras Alemania convierte sus antiguas fundiciones en parques temáticos para niños, como ha hecho la ciudad de Duisburgo con sus gigantescas acerías cerradas en 1985, China hace el movimiento contrario y expande sus altos hornos para suministrar hierro y acero al mundo. En las fundiciones, los obreros chinos trabajan de sol a sol en condiciones penosas, como hacían los empleados de Duisburgo hace más de medio siglo.
Las principales conclusiones del informe son:
- En el último año, los gobiernos de por lo menos 35 países han arrestado o encarcelado trabajadores como una táctica para resistir las demandas de derechos democráticos, salarios decentes, condiciones de trabajo más seguras y puestos de trabajo seguros.
- En al menos 9 países el asesinato y la desaparición de trabajadores eran de uso general para intimidar a los trabajadores.
- Los trabajadores de al menos 53 países han sido despedidos o suspendidos por tratar de negociar mejores condiciones de trabajo.
- Las leyes y prácticas de al menos 87 países excluyen cierto tipo de trabajadores al derecho de huelga.
“Países como Dinamarca y Uruguay abrieron el camino a través de sus fuertes leyes laborales, pero países como Grecia, Estados Unidos y Hong Kong, se quedaron atrás”, indicaba el secretario general de la CSI, Sharan Burrow, en la presentación del informe. “El nivel de desarrollo de un país demuestra ser un mal indicador de si se respetan los derechos básicos de negociación colectiva, el derecho a huelga por unas condiciones de trabajo dignas, o simplemente unirse a un sindicato.”
unexp_fb_photo30_derechos_trabajador

Los peores y mejores países en cuanto a derechos del trabajador

Puntuación 5+ (peor)

República Centroafricana
Libia
Palestina
Somalia
Sudán del Sur
Sudán
Siria
Ucrania

Puntuación 5

Argelia
Bangladesh
Bielorrusia
Camboya
China
Colombia
Costa de Marfil
Egipto
Fiji
Grecia
Guatemala
India
Laos
Malasia
Nigeria
Filipinas
Katar
República de Corea
Arabia Saudita
Swazilandia
Turquía
Emiratos Árabes Unidos
Zambia
Zimbabue

Puntuación 4

Argentina
Bahrein
Botswana
República Democrática del Congo
El Salvador
Haití
Honduras
Hong Kong
Indonesia
Irán
Irak
Jordania
Kenia
Kuwait
Líbano
Malí
Mauritania
Mauricio
México
Marruecos
Myanmar
Nepal
Omán
Pakistán
Panamá
Perú
Sierra Leona
Tailandia
Estados Unidos de América
Yemen

Puntuación 3

Australia
Bahamas
Benin
Bolivia
Brasil
Bulgaria
Burundi
Canadá
Chad
Chile
Costa Rica
Djibouti
Ecuador
Etiopía
Georgia
Ghana
Israel
Lesoto
Madagascar
Mozambique
Namibia
Paraguay
Polonia
Portugal
República del Congo
Rumanía
Singapur
Sri Lanka
Taiwan
Tanzania
Uganda
Reino Unido
Venezuela

Puntuación 2

Albania
Angola
Belice
Bosnia y Herzegovina
Burkina Faso
Camerún
Croacia
República Checa
República Dominicana
Hungría
Irlanda
Jamaica
Japón
Letonia
Macedonia
Malawi
Moldavia
Nueva Zelandia
Portugal
Federación de Rusia
Ruanda
Senegal
Serbia
España
Suiza
Trinidad y Tobago
Túnez

Puntuación 1 (mejor)

Barbados
Bélgica
Dinamarca
Estonia
Finlandia
Francia
Alemania
Islandia
Italia
Lituania
Montenegro
Países Bajos
Noruega
Eslovaquia
Sudáfrica
Suecia
Togo
Uruguay

EL INSÓLITO E INTELIGENTÍSIMO DR. MARTÍN HADIS

Los ancestros ingleses de Borges

Antepasados de Borges y sus libros

A continuación, Joseph Barnard Davis, tío bisabuelo de Borges, médico y coleccionista de cráneos. Tenía una colección de calaveras que guardaba en su casa en un lugar llamado "the skull room" ("el cuarto de los cráneos"). Los estudiaba y los medía y llegó a tener 2500. Escribió varios artículos y libros con sus mediciones y hallazgos. 

Joseph Barnard Davis, tío bisabuelo de Borges,
amigo de Charles Darwin

Uno de los libros que escribió
Joseph Barnard Davis, ilustrado con
su colección de cráneos


Otro personaje interesante del árbol genealógico de Borges es Thomas Bakewell,  tío tatarabuelo de Borges, autoproclamado "experto en insanía",  fundador de manicomios, escritor y poeta:


Thomas Bakewell,

La Guía Doméstica para casos de Insanía,
del tío tatarabuelo de Borges, Thomas Bakewell

A continuación: los antepasados directos de Borges: de izquierda a derecha, Frances Haslam (abuela), Edward Young Haslam (bisabuelo), Caroline Haslam (tía abuela)


Mick Jagger y Borges


Para leer mi artículo:
El día que Mick Jagger leyó a Borges

ABSOLUTAMENTE GENIAL....SE ACABA LA TORTURA


Científicos argentinos inventaron un gel para quitar las caries
Científicos argentinos inventaron un gel para quitar las caries
Se trata de un producto que utiliza como compuesto activo la papaína, enzima proveniente de la papaya
Un grupo de investigadores argentinos creó un gel que remueve las caries, reduciendo y hasta eliminando el uso de tornos, agujas con anestesia y el dolor de una de las afecciones bucales más comunes y odiadas de todos los tiempos.
Las caries son un problema común en los dientes, según la OMS, ocho de cada diez niños tiene caries en algún momento de su infancia y en cuanto a los adultos, si bien la cifra desciende, también es significativa. Su aparición se debe a malos hábitos alimenticios y de higiene bucal, aunque también existen dentaduras más propensas a presentarlas por características en la sensibilidad del esmalte dentario.
Las famosas caries son infecciones en los dientes, acumulación de bacterias y microbios. Usualmente el dentista aplica anestesia para reducir el dolor de la intervención, remueve esta infección con el famoso torno y cubre el orificio para prevenir la aparición de nuevas caries.
Sergio Kohen, profesor de la cátedra de Odontología Integral de Adultos de la UBA, afirma a diario Clarín que este descubrimiento hace posible que “en lugar de pasar tanto tiempo el torno se coloca el gel enzimático y en dos minutos produce una desorganización, una proteólisis del tejido cariado, infectado, lo neutraliza y lo desinfecta y evita en forma significativa los minutos de material rotatorio (torno). Luego se hace la restauración como habitualmente lo hace el odontólogo”.
Una de las ventajas del uso de este nuevo método es que se pueden tratar mayor cantidad de caries en una misma consulta, además se reduce el trauma que a muchas personas significa visitar al dentista para realizar este tipo de tratamientos. El estrés de la visita al dentista reduce, lo que hará posible la detección temprana de caries ya que se minimiza el “miedo al dentista”.
En casos de caries pequeñas el uso del torno puede llegar a desaparecer. En otros cuadros, en que la infección es más extendida, se hace uso de este instrumento pero de manera considerablemente menor que cuando no se utiliza el gel.
BENDITA PAPAYA; EL MUNDO AGRADECIDO

Otro aspecto positivo de este gel para tratar las caries es que es inocuo, por lo que no tiene efectos sobre las mucosa u otros tejidos y puede ser utilizado con mujeres embarazadas; su compuesto activo es la papaína, una encima proveniente de la fruta Papaya, lo cual lo hace también un producto hecho con materiales de origen vegetal.
El gel ya se encuentra evaluado y aprobado por la ANMAT y aseguran que en 2015 saldrá a la venta.

UPCN Y UNA NOCHE INOLVIDABLE


INVITACIÓN


LO QUE IMPORTA














jueves, 18 de diciembre de 2014

10 BUSCADORES PARA ESTUDIANTES E INVESTIGADORES


Estos motores de búsqueda ofrecen la posibilidad de acceder a un sin número de fuentes de información académica como artículos, revistas e investigaciones científicas.


1. LRC Virtual
El Centro de Recursos para el Aprendizaje Virtual para búsquedas permite hacer búsquedas en los sitios web de información académica. Esta búsqueda está supervisada por profesores y los profesionales de las bibliotecas de todo el mundo y permite compartir grandes recursos para los proyectos académicos.

2. HighBeam
Este buscador da acceso a una base de datos para profesionales y estudiantes y a miles de artículos e investigaciones publicadas de fuentes fiables de diferentes disciplinas. También tiene una biblioteca en línea con textos, revistas especializadas y académicas.
El sitio permite explorar temas de investigación con opciones de búsqueda por nombre de autor, eventos y temas. La plataforma permite guardar y exportar las búsquedas de los usuarios. Dentro de sus proveedores de información están diarios como el Washington Post y el Washington Times. En su página principal publica una selección de los artículos más relevantes en las diferentes disciplinas.

3. Academia.edu
Es una comunidad virtual de investigadores en donde los usuarios pueden publicar sus ensayos e investigaciones y seguir las de otros usuarios que comparten temas de interés común. Tiene una herramienta para analizar el comportamiento de cada perfil, el número de visitas que recibe, seguidores y comentarios acerca de los trabajos que se comparten en el sitio. El sitio también ofrece noticias sobre tecnología, aplicaciones, cursos y una bolsa de empleos, enlaces a páginas de noticias, blogs e historias personales entre otras funciones más.

4. Google académico
El sitio permite navegar por las 100 principales publicaciones de los últimos quince días en varios idiomas. Los usuarios pueden acceder a temas de diferentes disciplinas como ciencias médicas, de la salud, químicas, matemáticas, sociales, físicas, humanidades e ingeniería entre otras. Los autores pueden medir con la herramienta Google Scholar Metrics la visibilidad e influencia que tienen sus publicaciones académicas en el portal. Las fuentes de estas publicaciones incluyen universidades, comunidades y editoriales académicas e información de otros sitios de internet.

5. JURN
Este sitio presenta un directorio con más de tres mil revistas especializadas en artes y humanidades. Indexa millones de títulos de artículos académicos y tesis de disciplinas artísticas, económicas, ecológicas, humanidades y ciencias biomédicas.

6. RefSeek
Es un motor de búsqueda de referencias bibliográficas. Tiene acceso a más de mil millones de documentos de fuentes como enciclopedias, libros, revistas, artículos, tesis, además de otras plataformas digitales. El sitio filtra los resultados y evita enlaces patrocinados y resultados comerciales.

7. Springer
La plataforma cuenta con grupo de editores encargados de descubrir los mejores autores para difundir sus investigaciones. Comparte artículos de revistas, libros, protocolos y otros productos creados por y para investigadores, bibliotecarios y profesionales.

8. BASE
Es uno de los motores de búsqueda de textos académicos más voluminosos de la web. BASE es operado por la Biblioteca de la Universidad de Bielefeld en Alemania. Ofrece más de 60 millones de documentos de más de 3.000 fuentes. Se puede acceder a los textos completos de alrededor del 70 por ciento de los documentos indexados.

9. ERIC
Es una biblioteca virtual de investigación e información de temas académicos. El sitio web es patrocinado por el Instituto de Ciencias de la Educación (IES) del Departamento de Educación de Estados Unidos.

10. List of academic databases and search engines
El sitio de internet ofrece acceso a una lista de bases de datos bibliográficas y motores de búsqueda de contenidos académicos como revistas, libros, archivos, colecciones científicas, artículos y textos, entre otros. - See more at: http://www.educacionyculturaaz.com/educacion/diez-buscadores-para-estudiantes-e-investigadores/#sthash.v23jHtqI.dpuf

MINISTRO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA E INNOVACIÓN PRODUCTIVA; DR. LINO BARAÑAO

Acompañado por su gabinete, el titular de la cartera científica enumeró los logros más importantes de sus siete años como ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación.

Barañao presentó el balance de gestión 2008–2014 como una etapa histórica para el país
Barañao presentó el balance de gestión 2008–2014 como una etapa histórica para el país
El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, Dr. Lino Barañao, presentó hoy el balance de la gestión de los siete años al frente de la cartera. Durante el evento, llevado a cabo en la sede de la Sociedad Científica Argentina, el Ministro sostuvo que “hoy estamos presentando un cambio en la ciencia argentina, una ciencia antes hecha por individuos, que tenía más de club social que de actividad puesta al servicio del país, motivada por la curiosidad, por el afán de conocer y más inserta en las grandes elites intelectuales” y aclaró que “hoy tenemos una ciencia muy distinta que ha cambiado cualitativamente y que no es llevada adelante por individuos sino por equipos”.
El Ministro sostuvo que “hoy estamos presentando un cambio en la ciencia argentina, una ciencia antes hecha por individuos, que tenía más de club social que de actividad puesta al servicio del país, motivada por la curiosidad, por el afán de conocer y más inserta en las grandes elites intelectuales”.
Barañao aseguró que el cambio logrado en todos estos años no se hubiera dado en otro contexto y que se pudo facilitar y orientar “hacia un sentido que creemos tiene que tener la ciencia en un país moderno, ese mismo sentido que la Presidenta le dio a la ciencia con la creación del Ministerio: una ciencia puesta al servicio del desarrollo económico y social”. Finalmente el titular de la cartera de ciencia expresó que “estos hitos trascendentales son los que marcan el camino hacia el futuro que queremos establecer para la ciencia argentina y una tarea que no dudo será reconocida como una etapa histórica para el país”.   
Dentro de los logros de la gestión, Barañao destacó el acompañamiento del Estado Nacional, a partir del aumento de la asignación presupuestaria del Tesoro Nacional que pasó de $1.137.600.000 en 2008 a $4.963.173.549 en 2014; y de $330.000.000 a $588.748.000 de financiamiento externo, lo que permitió construir una base desde la cual plantear un modelo de país en el que la ciencia, la tecnología y la innovación en los procesos productivos constituyeran el motor del desarrollo económico con inclusión social.
A su vez, el Ministro recalcó la inversión realizada en el marco del Plan de Obras para la Ciencia y la Tecnología con 123 obras ejecutadas por un total de $713.665.057 que ampliaron la infraestructura científico tecnológica en 100.987 metros cuadrados, 16 obras en ejecución por un monto de más de $563.483.449 para 50.518 metros cuadrados y 24 obras proyectadas que agregarán otros 42.299 metros cuadrados para la investigación científica y tecnológica.
El titular de la cartera de Ciencia, subrayó además la importancia del Plan Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva “Argentina Innovadora 2020” como instrumento de planificación que establece los lineamientos de política científica, tecnológica y de innovación en el país hasta el año 2020, a través de la identificación de 36 Núcleos Socio Productivos Estratégicos (NSPE) donde focalizar intervenciones con el objetivo de federalizar el impacto de la innovación.   
En cuanto a la inversión al servicio de la producción se destaca el financiamiento adjudicado durante los últimos siete años por la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, que a través de sus cuatro fondos (FONTAR, FONCYT, FONARSEC, FONSOFT) destinó más de $6.500.000.000 a casi 15.000 proyectos de investigación científica, tecnológica y de innovación con el fin de mejorar los sistemas productivos y de servicios del país. Con 56 instrumentos de financiamiento operativos que incluyen líneas de créditos blandos, subsidios, aportes no reembolsables y una fuerte impronta de articulación de proyectos público privados, la Agencia se consolidó como brazo ejecutor de las políticas del Ministerio.                        
El ministro Barañao ponderó asimismo el estímulo brindado al personal científico y  tecnológico. En 2008 se registraban 5.301 investigadores en la Carrera del Investigador Científico y Tecnológico y 6.143 becarios del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). En 2014, esos guarismos ascendieron a 8.250 investigadores y 9.237 becarios. Además, se otorgaron sustanciales aumentos de sus sueldos y estipendios teniendo en cuenta que en 2008 el sueldo promedio de los investigadores era de $5.606 mientras que en la actualidad asciende a $22.140. Los estipendios promedio de los becarios por su parte, aumentaron durante el mismo período de $2.961 a $10.158.
En relación a los recursos humanos argentinos fuera del país, se indicó que fueron repatriados 1.130 científicos, se establecieron 11 redes de vinculación de investigadores argentinos en el exterior y se financiaron 5.689 pasantías y becas para formación de profesionales en diversas áreas del conocimiento.
Sobre las acciones de articulación se puso de relieve el trabajo llevado adelante en el marco del Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología, que vincula a los organismos nacionales que forman parte del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (SNCTI), en pos de consensuar políticas comunes al sistema entre las que se destacan el avance del Programa de Grandes Instrumentos y Bases de Datos que contiene los 15 Sistemas Nacionales. Además, 33 instituciones se vieron beneficiadas con más de $3.251.380 en el marco del Programa de Acreditación de Laboratorios y 38 instituciones involucradas en el Programa de Evaluación Institucional.        
En materia de integración, el ministro Barañao resaltó, entre otros logros, la cooperación bilateral establecida con 70 países, los 160 acuerdos integubernamentales e interistitucionales y los 1.137 proyectos de investigación conjunta ejecutados. Asimismo, en cooperación multilateral con la Unión Europea (UE) se aprobaron 431 proyectos por un monto total de $1.210.126.265 y se registran 201 instituciones y 26 pequeñas y medianas empresas argentinas involucradas en el 7° Programa Marco y el Programa Marco Horizonte 2020.
Por su parte, a través del Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECYT), se adjudicaron $385.200.000 para 204 proyectos ejecutados y 1.162 en ejecución en todo el país.
Barañao se explayó en las acciones de popularización y divulgación de la ciencia y la tecnología que tienen como objetivo principal la promoción de vocaciones científicas y tecnológicas y el cambio de paradigma hacia una economía del conocimiento. Al respecto se hizo hincapié en los más de 150 investigadores y personalidades de la ciencia premiados a través de diferentes distinciones y galardones; las 12 ediciones de la “Semana de la Ciencia”, que a través de 11.600 actividades alcanzaron a 760.000 personas entre alumnos y público en general y en las que participaron 6.600 científicos; las cuatro ediciones del Desafío Dale Aceptar organizadas por la Fundación Dr. Manuel Sadosky y el lanzamiento de la iniciativa interministerial Program.AR; 55 talleres Voc.Ar del CONICET; el concurso Nanotecnólogos por un día; Ciencia en Foco; y los Científicos van a las escuelas, entre otras acciones.
En cuanto a divulgación sobresalen las cuatro ediciones de Tecnópolis visitadas por aproximadamente 17.000.000 de personas y donde el Ministerio presentó 59 espacios; las 10 ediciones del Concurso INNOVAR en las que se presentaron más de 21.300 proyectos; y el lanzamiento de TEC TV, el primer canal de televisión con 100% de contenidos científicos.
En relación a la difusión de la gestión de la cartera, se resaltaron las más de 2.700 campañas de prensa llevadas adelante y más de 84.600 noticias sobre el Ministerio publicadas en los medios de comunicación. Desde el 2011 se registraron 2.044.364 visitas al sitio web, y en redes sociales 79.509 seguidores en Facebook; 64.055 seguidores en Twitter; 1.135.109 visualizaciones de videos en YouTube; y 709.802 fotos descargadas del perfil ministerial en Flickr.

EN EL "ESPACIO MENTE ABIERTA" ; CORTE INTERAMERICANA DE DDHH



¿Qué es la Corte Interamericana de Derechos Humanos y para qué sirve?

¿Qué es la Corte Interamericana de Derechos Humanos y para qué sirve?

La Corte Interamericana de Derechos Humanos es una de las principales instituciones dedicada a la protección de los derechos humanos de la Organización de Estados Americanos. Tiene distintas funciones, pero la primordial es su capacidad contenciosa o jurisdiccional, ya que puede emitir sentencias obligatorias para los Estados.
Antes de centrarnos en el análisis de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (en adelante la Corte), es preciso aproximarnos al sistema regional americano de protección de los derechos humanos. En este sentido, cabe mencionar, en primer lugar, a la Organización de los Estados Americanos (OEA), creada en 1948 y con sede en Washington. Entre sus objetivos fundacionales, destacan la búsqueda de la paz y la seguridad, la consolidación de la democracia, la promoción de los derechos fundamentales o el impulso del desarrollo social y económico. También en 1948 y en la Novena Conferencia Internacional Americana celebrada en Bogotá, se aprobó la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. Pese a no tener carácter vinculante, adquiere gran importancia como punto de partida del sistema de protección.
Sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ubicada en San José, Costa Rica. Vía corteidh.or.cr
Sede de la Corte Interamericana de Derechos Humanos ubicada en San José, Costa Rica.
La Organización de Estados Americanos se ha dotado, con los años, de otros instrumentos de protección de los derechos humanos. Estos pueden ser genéricos, como la Convención Americana de Derechos Humanos (en adelante la Convención), conocida como Pacto de San José y que fue elaborada en 1969. A fecha actual, los Estados que han ratificado la Convención son: Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, Ecuador, El Salvador, Grenada, Guatemala, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname y Uruguay. La Convención cuenta con dos protocolos adicionales: el Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales o “Protocolo de San Salvador” (1988) y el Protocolo a la Convención Americana sobre Derechos Humanos relativo a la Abolición de la Pena de Muerte (1990). Otros instrumentos son de tipo específico, como la Convención Interamericana para Prevenir y Sancionar la Tortura (1985), la Convención Interamericana sobre desaparición forzada de personas (1994), la Convención para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer (1994) o la Convención Interamericana para la eliminación de todas las formas de discriminación contra las personas con discapacidad (1999).
Las instituciones más notorias de la OEA encaminadas a proteger los derechos humanos son la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (en adelante la Comisión) y la ya citada Corte.

La Comisión y la Corte

La primera nació en 1959 y está formada por siete expertos independientes. Uno de sus aspectos más notables es que todos los Estados de la OEA están sujetos a las competencias de la Comisión. Para los Estados que no son parte de ningún instrumento de derechos humanos, la Comisión utiliza la Declaración Americana de Derechos y Deberes del Hombre como norma aplicable. Además, la Comisión se encarga de recibir quejas individuales o estatales sobre violaciones de derechos humanos y de fomentar estos derechos a través de distintos mecanismos, como la adopción de nuevas normas, la creación de informes o la asistencia técnica a los Estados. Las comunicaciones individuales sobre vulneraciones de derechos humanos pueden presentarse tanto por las víctimas directas, como por sus representantes, o por las ONG, y deben cumplir una serie de requisitos de admisibilidad. Sin embargo, las decisiones de la Comisión no son vinculantes, sino que se convierten en recomendaciones. En caso de que el Estado no repare los daños de la víctima, la Comisión puede llevar el caso a la Corte, cuyas decisiones sí tienen carácter vinculante.
La Corte pudo establecerse cuando la Convención entró en vigor. El 22 de mayo de 1979 los Estados parte de la Convención eligieron a los primeros jueces, que se reunieron por primera vez el 29 y 30 de junio de ese mismo año. La Corte se compone por siete jueces naturales de los Estados miembros de la OEA, que tienen un mandato de seis años y pueden ser reelegidos por el mismo periodo de tiempo. La propia Corte se ha autodefinido como una institución judicial autónoma y como el órgano con mayor poder para asegurar la aplicación de la Convención. Los instrumentos que rigen el organismo son: su Estatuto, su Reglamento y la Convención. Además, la Corte asume tres funciones principales: consultiva, cautelar y contenciosa o jurisdiccional.
En cuanto a la función consultiva, la legitimación activa es muy amplia. A pesar de ser una institución convencional, cualquier Estado miembro de la OEA, incluso si no ha ratificado la Convención, puede pedirle asesoramiento. Por otra parte, y según la Convención, la Corte puede transmitir opiniones sobre la interpretación de este instrumento jurídico y de otros tratados de derechos humanos. La Corte también elabora informes y observaciones sobre el grado de compatibilidad existente entre los instrumentos de protección de los derechos humanos y las leyes internas de los Estados miembros de la OEA. Esta función puede desarrollarse a partir de las solicitudes de los Estados o por iniciativa propia.
Perú ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el Derecho a la Propiedad Indígena. Vía Flickr CIDH
Perú ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por el Derecho a la Propiedad Indígena.
Respecto a la competencia cautelar, la Convención establece la posibilidad de que la Corte adopte las medidas provisionales que considere adecuadas en los casos que esté estudiando. En los asuntos que no estén bajo su conocimiento, puede actuar a petición de la Comisión. Hay dos condiciones básicas para que la Corte pueda llevar a cabo esta función: el Estado en el que se dictan las medidas provisionales ha de ser parte de la Convención Americana de Derechos Humanos y tiene que haber aceptado la competencia contenciosa de la Corte.
El juez Diego García-Sayán celebraba, en noviembre de 2013, el creciente reconocimiento de las sentencias de la Corte en el continente americano. Según García-Sayán, las jurisprudencias nacionales están incorporando como propias las resoluciones de la Corte, aunque los países no hayan sido parte del caso. A pesar de ello, algunos autores han manifestado que la Corte se enfrenta a algunos retos, como la incorporación de todos los Estados a la Convención Americana, la aceptación de la función contenciosa por parte de todos ellos o una coordinación mayor y más eficaz entre la Comisión y la Corte.
Delegación de la CIDH visita Comunidad San Juan, Honduras. 2 de diciembre de 2014.   la foto: Daniel Cima/CIDH
Delegación de la CIDH visita Comunidad San Juan,
La competencia jurisdiccional es, seguramente, la más importante, porque permite dictar sentencias de obligado cumplimiento para los Estados. Así pues, la Corte puede dictaminar si un Estado es responsable de haber vulnerado los derechos plasmados en la Convención o en otros tratados aplicables. Los casos de la Corte pueden ser remitidos por la Comisión o presentados por los Estados. A diferencia del sistema europeo de protección de los derechos humanos, los individuos no pueden acudir directamente a la Corte. Además, su jurisdicción se circunscribe a los Estados que la han aceptado previamente. A día de hoy, estos son: Argentina, Barbados, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Suriname y Uruguay.
La Corte también supervisa el cumplimiento de las sentencias. En esta dirección, demanda información a los Estados sobre las medidas materializadas para cumplir con las resoluciones y recoge las observaciones de la Comisión, de las víctimas y de sus representantes. A partir de aquí, la Corte podrá valorar si el Estado está cumpliendo con lo acordado, lo orientará hacia esta finalidad e informará a la Asamblea General sobre la situación de los casos.

HABÍA UNA VEZ...


El preso se abalanza sobre el periodista, le rodea el cuello con el brazo y le apoya con fuerza el índice derecho en los riñones como si fuera el caño de su vieja pistola calibre 38. "No te asustes, pero así apretaba a los rehenes", le dice. El periodista se llama Rodolfo Palacios y el preso resulta ser uno de los protagonistas del cinematográfico robo al Banco Río de Acassuso: Beto es el hombre que entró disfrazado de médico, con delantal blanco, estetoscopio y peluca. Finalmente fue traicionado por su mujer cuando ella se enteró de que pensaba dejarla por una amante más joven. "Seguimos un libreto -confiesa Beto en el patio de la cárcel-. Hasta las amenazas eran actuadas. Incluso pedimos pizza para ganar tiempo. No queríamos lastimar a nadie. Era nuestro juramento. El arma que usé era de juguete. De mi pibe. Hubo dos policías que me pidieron autógrafos." Según varios expertos internacionales y muy especialmente Discovery Channel, que realizó un documental, ese golpe está entre los cuatro robos más espectaculares de la historia. "Lamento haberme hecho conocido de esta manera -le dice Beto a Rodolfo-. Pero con esto también le demostramos al mundo que los argentinos podemos hacer muchas cosas; somos buenos en todo." A nadie se le había ocurrido nunca simular un asalto con toma de rehenes, mantener ocupada a la policía afuera con falsas amenazas y escapar por un desagüe y a bordo de dos gomones con el suculento botín de varias cajas de seguridad. Una combinación de apócrifos atracadores y boqueteros en fuga, que dejó perplejos a los criminólogos.
Cuando uno lee Sin armas ni rencores, el nuevo libro de Palacios, debe luchar todo el tiempo con la admiración técnica que provoca la organización de ese plan ingenioso, y a la vez con la repulsa que causa un hecho con una tira de damnificados, aunque los ladrones juran que se habían entrenado en primeros auxilios y resucitaciones por si alguna persona sufría un percance, que el banco indemnizó con generosidad a todas las víctimas y que estaban a punto de devolverle la plata a un hombre que guardaba los ahorros para operar a su hijo: calculan que el Río se hizo cargo también de esa suma. Las personas de carne y hueso que sufren estos robos, claro está, no salen en las películas. Y esta historia parece destinada a la pantalla. Dicen que Sony estuvo evaluando comprar los derechos y que sus productores se alarmaban frente a la personalidad del verdadero jefe: es tan rara que resulta increíble. Tienen razón, la realidad supera la ficción y no respeta los trucos novelísticos de la verosimilitud.
Palacios, sin juzgar pero jugando con el ego de todos, fue juntando las fichas de este rompecabezas. Entrevistó a cada uno de los "siete samuráis", esa banda policlasista integrada por cerebrales, musculares y pesados. Acaso su pieza más valiosa no fue Beto sino el líder del grupo, un hombre criado en los mejores colegios de la zona norte, que toma los vinos más caros, cita a Sartre y a Kierkegaard, y escucha a Mendelssohn y a Coltrane. Un marginal instruido de la clase media alta de San Isidro con inquietudes orientalistas, que es profesor de jiu-jitsu, que hace paracaidismo y que practicó otros deportes de alto riesgo. Robar un banco, además de un inconfesable sueño pequeñoburgués, significaba para este extravagante personaje un desafío supremo. Se trata de un adicto a la adrenalina y a la astucia, que además es un original artista plástico: el robo del siglo se planeó en su atelier.
El cronista sigue los razonamientos del Maestro, como le dicen al ideólogo, y cuenta paso a paso cómo germinó la idea, las dificultades técnicas, los contratiempos, los momentos cumbre y luego la cacería que se desató a partir de la delación de aquella mujer despechada. El Maestro pasó dos años en la cárcel, y se ufana de no haber disparado un solo tiro en todo ese despliegue de perfeccionismo. La escena final del libro es levemente melancólica: el periodista y el ladrón se detienen frente a la sucursal legendaria y el primero le propone entrar para ver su reacción. El Maestro se niega. "No hay que volver al lugar donde uno fue feliz", apunta irónicamente Palacios. Uno de los samuráis dice que éste, en verdad, no fue el robo perfecto. El corralito lo fue: les robaron a miles y miles de argentinos y nadie fue preso. En este único punto, tal vez no le falte algo de razón
J.F.DIAZ